lunes, 15 de septiembre de 2014

Sin Vendedores No Hay Ventas

ventas, como vender, mas, negocio, empresa, aumentar, productividad, desarrollar idea, empezar, exitosamente
Una vez que tienes un buen producto o un buen servicio que satisface las necesidades de tus clientes, es necesario que también tengas buenos vendedores y un equipo de trabajo efectivo. Este es un paso importante para tener ventas y que muchos emprendedores o empresarios suelen pasar por alto cuando empiezan a desarrollar su idea de negocio.
He dicho anteriormente que todo negocio necesita vendedores, aunque no necesariamente tengan este título. En tal sentido, para aumentar la productividad empresarial, cada miembro del negocio o empresa, incluido el que hace la limpieza, es o debe ser un vendedor, no en el sentido estricto de realizar transacciones financieras, sino en el sentido de atraer a las personas hacia la empresa y de hacerla sentir tan bien que sienta el deseo de hacer una compra o solicitar un servicio.
¿Alguna vez has visitado un negocio o una empresa en donde los empleados te atienden de tan mala gana que lo único que sientes es ganas de salir corriendo de allí?
Cuando esto ocurre, el negocio o la empresa está perdiendo la oportunidad de ganar clientes o de hacer ventas. ¿Lo tienes en cuenta?
Todos los empleados o personas relacionadas al negocio o empresa deben formar parte de un solo equipo que, a su vez, puede estar dividido en sub-equipos de trabajo.
Por ejemplo, en un restaurant, ¿Quiénes son los vendedores principales?... los meseros. En un salón de belleza, ¿Quiénes son los vendedores principales? Las recepcionistas o estilistas. En un consultorio médico, ¿Quiénes son los vendedores principales? Las secretarias o enfermeras.
Fíjate bien, no es el cocinero ni el cajero, ni el dentista ni el medico… Sin embargo, la mayoría de veces esto no es considerado de esta manera, razón por la que podría no aumentar la productividad empresarial o no empezar a desarrollar tu idea de negocio exitosamente.
El vendedor es el que se interrelaciona con tus clientes o potenciales clientes directamente. Es quien entabla una interrelación y de ella depende el éxito de hacer una venta. Es por ello que es clave su función. Puedes preguntarte a ti mismo, ¿Quién entabla interrelaciones con mis clientes o potenciales clientes? ¿Están estas personas facilitando las ventas?
Ahora bien, es imprescindible que cada vendedor de la empresa o negocio siga un ritual de ventas. De esta forma, además de que se obtendrán mejores resultados, también se evitará el caos.
¿Qué es un ritual de ventas? Es un script que todos y cada uno de los vendedores de tu empresa (con título o sin él) siguen cada vez que entran en contacto con tus clientes o potenciales clientes.
Esto quiere decir que, por ejemplo, la recepcionista de tu empresa sabrá qué decir cada vez que reciba una llamada telefónica o se acerca alguien a su escritorio. O, el encargado de la sección de servicio al cliente sabrá qué decir y cómo actuar cada vez que alguien hace una devolución o un reclamo.
Por lo general, se comete el error de creer que muchos negocios no tienen vendedores.
Sin vendedores, el negocio no hará ventas. Es así de simple.
Para que haya buenos vendedores en tu empresa es necesario que haya una congruencia organizacional con una misión y visión clara para que se constituya un equipo de trabajo efectivo enfocado en el logro de los objetivos.
Como emprendedor o dueño de un negocio o empresa es de crucial importancia hacer conocer al personal la misión y la visión de la empresa para que se identifiquen con ella, se sientan parte de ella y sean más productivos, lo cual redundará en la productividad empresarial.
Así que, si quieres desarrollar tu idea de negocio y empezar exitosamente o si ya has empezado y quieres aumentar la productividad de tu empresa te recomiendo asegurarte de dar este paso.



Master coach de Negocios con PNL