miércoles, 4 de diciembre de 2013

Como Empezar Negocio Exitosamente - 4

Estimado/a Emprendedor/a,

Espero que hasta este momento ya tengas definida claramente la razón por la que quieres desarrollar tu idea de negocio, y que estés dando los pasos necesarios para desarrollar las relaciones interpersonales que te van a ayudar a empezar y hacer crecer tu negocio.

Recuerda que cuando un emprendedor tiene claro su por qué también tiene claro su camino de éxito; y que tu negocio es la expansión de ti mismo, y que por ello es necesario el desarrollo personal.

En esta publicación voy a compartir contigo el cuarto elemento que necesitas tomar en cuenta para empezar tu negocio exitosamente y que además te va a evitar tener pérdidas y que tu negocio fracase.

¿De qué se trata este cuarto elemento?

Se trata de definir tus necesidades financieras, primero las personales y luego las del negocio. Dar este paso te permite determinar tus objetivos y pasos a seguir para lograrlos. Te permite planificar.
idea, negocio, desarrollar, empezar, informacion, metas, conocimiento, financieras

Muchos emprendedores empiezan su negocio sin determinar cuánto dinero necesitan o quieren obtener debido a que desconocen o nunca han definido sus necesidades financieras. Muchos, incluso, empiezan por definir el precio de su producto o servicio basado en la competencia, sin tener idea si verdaderamente el negocio de la competencia es rentable o no.

¿Qué cantidad de dinero necesitas mensualmente para solventar tus gastos personales y/o mantener a tu familia?

¿Cuánto dinero necesitas hacer mensualmente para solventar los gastos variables y fijos de tu negocio?

Estas son preguntas claves para poder fijar precios, tener objetivos de ventas y construir un negocio rentable.

Fíjate que la primera pregunta es determinar tus necesidades personales. La razón es porque determinar tus necesidades financieras personales te va a permitir hacer los ajustes necesarios que necesitas para manejar tu dinero sabiamente y rentabilizar tu negocio. La rentabilidad del negocio se mide tomando en cuenta cuánto dinero te sobra una vez que has reducido tus gastos fijos, variables y personales.

Muchos emprendedores basan la rentabilidad de su negocio en base al total obtenido de las ventas y como no tienen determinados sus gastos personales, y los fijos y variables de su negocio (de esto hablaré detalladamente en otra publicación), el dinero se les va como el agua entre los dedos.

La mejor manera de determinar tus necesidades financieras es haciendo un presupuesto mensual. ¿Qué gastos fijos tienes? ¿Qué gastos opcionales tienes? ¿Cómo puedes ajustar tus gastos opcionales?


idea, negocio, desarrollar, empezar, finanzas, personales, empresariales, gastos, fijos, variables, deuda mala, rentabilidad, ventas
La mayoría de personas desconocen por dónde "se les va" el dinero que ganan con tanto esfuerzo. Al determinar tus necesidades financieras; es decir, lo que necesitas mensualmente para cubrir vivienda, alimentación, ropa, educación, entretenimiento, etc., vas a poder determinar los gastos necesarios e innecesarios (deuda mala) que tienes y que te perjudican económicamente.

¿Qué es deuda mala? Es aquella que no te produce ningún tipo de retorno, como por ejemplo, compra innecesaria de ropa, muebles o artefactos que no son indispensables, usando tu tarjeta de crédito. La deuda buena es aquella que te da retorno, como por ejemplo, inversiones de negocios, real estate, etc.

Muchas personas se endeudan malamente y por ello no pueden prosperar, ni tampoco su negocio.

Es necesario aprender a utilizar una tarjeta de crédito para construir el crédito bancario que es necesario para solicitar un préstamo para tu negocio. ¿Estás construyendo un buen crédito?

Sabemos bien que muchas personas en Estados Unidos viven endeudadas y, muchas veces, este endeudamiento te conduce a un mal crédito. Si vives en Estados Unidos, sabes lo importante que es tener un buen crédito.

Recuerda que tu negocio es tu propia proyección. Si quieres que tu negocio tenga una salud financiera, empieza por darte salud financiera a ti mismo/a.

Elabora tu presupuesto mensual. Si tú no aprendes a ajustar tus gastos personales y a eliminar la “deuda mala”, tu negocio correrá peligro. Es por ello imprescindible empezar por aquí. Recuerda, como tú eres, es tu negocio.

Además, saber cuánto dinero necesitas o quieres obtener mensualmente te va a ser muy útil para determinar los objetivos financieros de tu empresa y planificar, al fin y al cabo una de las razones por las que construyes tu negocio es para solventar tus necesidades, verdad?

Recuerdo que hace un tiempo atrás la dueña de un salón de belleza me contaba que al final del mes ella ganaba mucho menos que sus empleadas a pesar de ser la que más trabajaba. Eso me hizo pensar que algo andaba mal… ella nunca había hecho un presupuesto personal, ni había determinado los gastos de su negocio. Te puedes imaginar?

Así como puedes hacer ajustes en tu presupuesto mensual, también puedes hacer ajustes en los gastos de tu empresa o negocio.

Con respecto a los gastos variables y fijos de tu negocio es también necesario que los determines para determinar los objetivos. Te lo explicaré más detalladamente en otra publicación pero aquí te doy un adelantito.

En primer lugar, los gastos variables son aquellos que, como su nombre lo indica, pueden variar cada mes. Estos gastos corresponden, por ejemplo, a lo que inviertes en insumos o pagos a proveedores y están sujetos a los movimientos mercantiles, oferta y demanda, etc.

En segundo lugar, los gastos fijos son aquellos que tienes que pagar indefectiblemente mes tras mes, ganes o no ganes dinero, como por ejemplo, renta (alquiler), servicios, pago de empleados (si eres consciente), etc.

De la misma manera en que has elaborado tu presupuesto personal y detectado dónde puedes hacer ajustes, puedes hacerlo con tu negocio.

idea, negocio, desarollar, empezar, crecer

Ten presente que la rentabilidad de tu negocio se mide con la cantidad de dinero que sobra una vez que has deducido los gastos fijos, variables y personales. No se mide por la cantidad de ventas que se hayan realizado. En el caso que quieras solicitar un préstamo bancario, esto es lo que vera el banco o cualquier otra institución financiera.

Es muy importante que separes los gastos de tu negocio con tus gastos personales. Para que haya rentabilidad necesitas tener bien claro este panorama desde el inicio. ¿Cuánto dinero necesita tu negocio para subsistir? ¿Cuánto necesitas tú para mantenerte y mantener a tu familia?

Según las necesidades de tu negocio y tuyas determinarás los objetivos de ventas de tu empresa o negocio.

He notado que muchos emprendedores o dueños de negocios no tienen metas financieras establecidas, lo cual es ir como un barco a la deriva. Luego viene el fracaso.

Si las necesidades financieras de tu empresa son de $2,000 mensuales, y las tuyas son de $1,000, entonces tu primer objetivo es hacer la cantidad de ventas necesaria que cubra las necesidades de tu negocio, luego, como segundo objetivo es cubrir las tuyas.

Muchas veces, al empezar, sobre todo los primeros seis meses, es posible que tus necesidades financieras personales no sean cubiertas; por ello necesitas contar con un capital que cubra tus necesidades personales.

El mal manejo financiero viene cuando, sin haber hecho un presupuesto personal y/o de negocio, y sin tener objetivos definidos que cumplir, se cubre en primera instancia las necesidades financieras personales quedando las del negocio a la deriva.

Recuerdo el caso de la dueña de una guardería infantil. Tenía muy buenos ingresos, muchos clientes; sin embargo, se vio obligada a cerrarlo debido a que no tenía una buena administración financiera. Cada semana tan luego entraba el dinero, inmediatamente se iba para sus gastos personales/familiares, dejando el negocio a la deriva. Ella tampoco no sabía cuánto dinero necesitaba su negocio ni su familia. 

Como puedes ver, determinar tus necesidades financieras y las de tu negocio te evita tener pérdidas y fracasar.

¿Sintiendo que tienes algo por hacer? ¡Adelante! ¡Hazlo ahora mismo!

En la siguiente publicación compartiré el quinto elemento que necesitas tomar en cuenta para desarrollar tu idea y empezar tu negocio exitosamente y que te permitirá lograr un alto índice de ventas y alta rentabilidad.

Mientras tanto, puedes escribir tu comentario o tus preguntas que gustosa te responderé. Asimismo, puedes suscribirte al blog y recibir mis publicaciones por email.

A tu servicio siempre,

Fortuna.